ratos de ocio
poetry

Thursday, May 08, 2003

<roberto> En los manglares


pulpos

*
En las olas resplandece la luna.

*
A kilómetros de muchas cosas, en una isla desierta, alcanzo a oír, con mayor claridad el ruido de los autos, también percibo platicas, veo lámparas, y en un collage, en una revoltura incesante, su música.

*
Quiero contar las estrellas, no llego a más de veinte. Me apabulla el resplandor lunar.

*
Leer y escribir a la luz de la luna

*
Gaviotas extendiendo sus alas

*
Oleaje suave

*
Este viaje es vacación, dormir, comer, gastar, –nada de andar– taxis. Estoy volviéndome un señor gruñón, cansado quizá, pero que aun lo maravillan el agua y sus ruidos.

*
Mamá me cuenta, que allá en las playas del sur (Melaque), se tiraron a nadar (ella y sus hermanas) en un entrecerro. La playa estaba sola. De repente salió un animal tras de ella, pardo, con la cara chata, ellas corrieron, el animal las perseguía. Mamá dice que sentía que sus pies se hundían más en la arena, y pasaba que no avanzaba, veía cerca esa vestía que de repente se metió de nuevo al agua y se fue.

*
No he escrito nada
</roberto> <!--7:38 PM-->

<roberto> Fui a ver la película El pianista, algunos tramos me conmovieron al llanto, otros me movieron a la risa. Esta risa extendida en la sala de proyección, me hizo pensar en lo monstruoso de la edición, logrando la perdida del ritmo, cosa que a los no acostumbrados nos ofuscó. Toda la proyección pensé en el director Polansky (de niño llamé a un perrito Roman en honor al mismo), en su pueblo polaco. Además vi al público ansioso de ver actos increíbles, Polansky no cumple en eso, y aun más no logró el entendimiento con los espectadores. Escenas devastadoras seguidas de chistes mediocres. Entonces recordé que me conmovió y me hizo pensar que todos las tragedias (guerras, terremotos, terlenkas) son tragedias individuales. Luego pensé que Rothenberg cuenta que Diane, su esposa, gusta de caminar, piensa que no deben estar inactivos, desprevenidos... supongo piensa en las largas caminatas que afligieron a los judíos en la segunda guerra, camino a los campos de concentración. Luego en la película hay un momento que el pianista es alejado de su familia y recordé un poema de Rothenberg (el conocedor de judíos) que dice que siempre habrá alguien para escribir el poema judío. Y recuerdo una conferencia donde un sobreviviente del gettho de Varsovia decía el esmero con el que sus abuelos hablaban del judaísmo y que aun en esas condiciones luchaban los hombres y mujeres por seguir procreando.
Entonces, cargado de referentes, supe que el filme no era deficiente.
</roberto> <!--7:37 PM-->

Monday, December 30, 2002

<roberto> *
La mostaza acabala la rima de mi Home town.
Estoy en una conferencia y en grupitos de tres se hacen salidas a tomar tufos de motorola. Al salir reconozco la quema ahiervada.
Los taxistas le echan gasolina pobre al taxi pa que se funda el olor de la moronga al smog.
Los chamacos se salen de los quince años, no con una botella que se chinga a tragos, con
chupaditas verdes y arroz que consumen en bola.
El poste, en la esquina de mi casa se ha vuelto una chora (inabarcable).

*
Heriberto (“el Yépez”) vive en la colonia Esperanza, la colonia más peligrosa de la, de por si, “violenta” ciudad de Tijuana. Siempre ha promocionado la violencia de su colonia quizá porque disfruta de la contradicción del nombre: “Colonia Esperanza”, lugar lleno de asaltos y asesinatos. Yo he evitado ir a su casa de noche, pero esta vez ahí andaba, llegué a su casa, era invierno, invierno hasta cierto punto polar (como las ciudades del norte norte), toda la colonia estaba llena de nieve. No recuerdo como llegué, pero estaba en su casa, él se ofreció a acompañarme de regreso (creo íbamos a un lugar), en el camino hablaba de poesía, atacaba a los productores de esta en méxico producen mierda, la literatura es una mierda y el rumbo que debía seguir era el cesto de la basura. Tenemos que buscar otras formas de literatura, yo alegaba mis búsquedas, mis encuentros, que se debía remarcar la ruptura con la Gran tradición o la existencia de una no tradición convencional, puras ideas -decía Heriberto- asimiladas, los gringos duermen con eso, y le decía que estaba bien pero mi proceso escritural estaba en eso. Él decía que ese era un pensamiento asimilados, por eso su idea era maltripiar a los gringos , reformularles sus teorías literarias y retorcer sus tradiciones poéticas y mientras caminábamos por la nieve, entre casas de dos pisos color peach o tiny blue, repletas de foquitos navideños, casas con arbolitos navideños en los porches, bajábamos una loma interminable (loma que yo habría bajado algunas veces pero llena de lodo y ahora nieve blanca la cubría), y me puse a correr para apresurar el paso, pero sin pensar que había algo raro en todo eso, seguía bajando la loma, a Heriberto le costaba un poco de trabajo ir corriendo a ese ritmo (pues iba platicando, ahora de la literatura local, me pedía que diera el salto literario que nunca me ha interesado dar , y decía que aquí ya no hay por dónde, que en los gringos podíamos encontrar vías escriturales, pero que había que reformularles su escrituras, replanteándoselas, para que se de la vuelta, para que se den otras formas, decía estoy pirateando a los gringos y le daba mucha risa porque decía era un chiste transformarles su escritura, me estoy entreteniendo. Al final de cuentas así corriendo bajo la nieve me pedía que fuéramos de nuevo a su casa, yo alegaba ahorita no, hasta que pase el invierno, en abril. Él decía si vas a mi casa en abril me avisas porque es peligroso. Peligroso por qué, por los vagos. No, hay cosas más peligrosas que los vagos. Llegamos a una concierto, al parecer era de rock, pero en un teatro. Me subí al escenario recogí una guitarra blanca eléctrica que estaba en el suelo y me puse a tocar . Pero el concierto poco a poco se fue transformando en uno de cámara, había director orquestal (un coordinador de una carrera de la universidad) y más músicos, todo se iba transformando. Entonces veía a mis conocidos, y apenas ahí comprendía un chisme, me lo habían contado hace mucho y apenas sabía de quien me hablaban, hablaban de liz (una muchacha que había estado con nosotros en un taller literario) que se había metido a clases de teatro y ahora montaría obra en algún otro lugar, pero nunca antes había entendido de quien se hablaba. En primera fila estábamos Heriberto y yo, sentados de lado, pasando las piernas sobre el brazo de la butaca, yo le encimaba las piernas a él y él a su al de junto, en una postura extraña,. El concierto seguía y veía a Siqui conmigo en las butacas de en medio y en el palco a Guerra disfrazado de santaclos (disfraz de papel cartón), con sus amigos, y yo decía va a ganar guerra el concurso (y ahora reconocía que estaba en un concurso de disfraces) y Guerra estaba disfrazado así para conquistar a una muchacha que tocaba en el concierto de cámara y de repente estaba de nuevo en un concierto de cámara, y todos los instrumentistas eran conocidos míos, y volvía a mi postura extraña con Yépez y de repente volteaba y veía llegar a Diane Rothenberg. Diane vestida de beich, un traje beich tejido, con luces doradas, cargando unas bolsas, cansada, y alguien venía con ella trayendo un pastel que intentaba meter a una caja blanca, el pastel era para el director musical que era su amigo y era un regalo para reafirmar su amistada, mientras Heriberto rompía con la pose para saludar a Diane, Heriberto se veía muy sacado de onda, lo sorprendió Diane. Un rato después, muy atrás venía Jerome Rothenberg, cansado, caminado muy lento, vestido de negro. Total Diane se sentó a un lado de Heriberto y ya no había más lugares así que Jerome se sentó atrás de Heriberto. Saludo Yépez a ambos y Diane me saludo, jerome no me vio, y así estuvimos una pieza más, entonces jerome se quería subir al escenario (un escenario poco convencional para el espacio ) y sin saludarme aun me pidió ayuda, me dijo que lo llevara al escenario porque el no se sentía muy bien. Diane no quería que fuera porque sabía que estaba enfermo j. Entonces buscamos subir por una rampa pero estaba llena de gente, entonces me pidió le diéramos la vuelta. Empezamos a dar la vuelta y sentí que jerome estaba mal, me tomó del brazo y subimos tras bambalinas, empezamos a sortear maletas , pianos, muchísimas maletas repletas de instrumentos, una maleta café repleta de sonajas, y pensaba me voy a robar una, pero al final de cuentas había alguien cuidando los instrumentos, y seguía yo moviendo todos los instrumentos para que pasara jerome, y sentía que de un momento a otro este se iba a caer, y movía los instrumentos con un brazo y el otro era un bastón, yo era un bastón quita instrumentos, y seguimos dando la vuelta, bastante pesado, y de repente la llegar al escenario sentí que jerome no podía más, sabía se iba a caer, empezó a caerse por los brazos y luego la cabeza y nadie parecía darse cuenta que le estaba pasando eso, y de repente ahí frente a toda ese gente que nos había bloqueado la rampa estaba lleno de sillas, rusticas, de madera, chiquitas, enormes, con paja en el asiento, asimétricas, y yo no sabía que silla darle a jerome, cuál era la apropiada para que se sentará y descansara, para que ya no se fuera al piso, porque se le estaban doblando las piernas, todo tan lento, pero yo veía las sillas muy rápido y pensaba en cual silla tomar (ninguna era adecuada, ni las de colchón o tela) entonces fui a sus espalda, enrosque mis brazos en los suyos y espere que cayera para caer con él, amortiguarle la caída, entonces Diane vio que jerome había caído y yo le gritaba a Heriberto, y Heriberto rápido le dijo a unas personas que vinieran a ayudarme y de repente aparecieron varios sillones sobre el escenario que tenía cojines rojos y azules y yo dije (en vez de pensar en otras cosas), hay que llevarlo al sillón azul, pero yo no podía y necesitaba se lo llevaran, y jerome se paró poco a poco, le ayude a pararse y luego me paré y otras personas le ayudaron a llegar al sillón, pero él no quería el sillón, el se seguía sintiendo mal y entonces veía a Diane muy triste, estaba llorando, bajamos del escenario y jerome seguía apoyándose en mi y llegábamos donde estaba Diane y creo jerome volvió a caer, entonces a pesar de todo lo ocurrido yo me sentía útil, sentía que no importaba que no me hubiera saludado o reconocido, sentí le había auxiliado en su camino, y ahí estaban la Siqui y el guerra y había tocado la guitarra.
</roberto> <!--8:32 PM-->

Thursday, December 05, 2002

<roberto> MIS antepasados son japoneses
siempre he pensado en ese sentido que soy medio oriental, pero también en el sentido de que aparento ser del medio oriente. Mi forma de entender por qué soy del medio oriente va en esta explicación:
siempre explico en clase que la España del s. XV o XVI no era una nación, obvio, no nación en el sentido de las naciones europeas del s. XVIII, digo, la España de entonces presentaba un hibridismo racial, por ende cultural, y las consecuentes pujas internas. Había fuerzas étnicas diferentes idiomas diferentes , la división exponía la ficción de un país. Estaban los Vazcos Granada los de Navarra que en la expulsión de los árabes y judíos (no conversos) de la península se unificaran ficticiamente. Cuando llegan a lo que será el continente americano y consecuentemente la Nueva España (espacio geográfico que contendrá en el terreno variadísimos tipos étnicos) su utilización del espacio su estancia en las nuevas tierras será similar al de su ubicación original En una zona los de Castilla en otra zona los de Granada los de Granada se agruparon principalmente en la zona occidental Jalisco por eso esa gente tiene ojos hermosos grandes mis padres son de Jalisco productos de todos los híbridos posibles, todas las mezclas que ahí pudieron efectuarse ese mestizaje en quinientos años generó fisiológicamente algo como yo en las venas y en los ojos y en la nariz mis antecesores árabes subyacen la gente de Mascota posee rasgos arabescos rasgos que conserva mi padre a pesar de sus ascendentes japoneses y nativos también quizá una parte española por ende una parte árabe se preservó en mi también los antepasados de mi madre son españoles y nativos la parte árabe que ellos resguardaban explotó en mi siempre había dicho soy de Tijuana ahora pienso soy de Jalisco, mi fisonomía se confeccionó allá mi equipaje cultural se armó en tijuas pero rastreando quién soy me topo con Jalisco Granada el Desierto esas voces lejanas esos cantos amo el desierto los ojos grandes


*
MI forma de reconocer mi pasado árabe y poner de manifiesto mi rechazo al mundo español es decir oj ala (permítalo Alah), en vez de dios quiera

*
LOS árabes domesticaron las naranjas
llevo naranjas en las venas


</roberto> <!--4:00 PM-->

Friday, November 22, 2002

<roberto> Para la mayoría de las personas que conozco viajar de mochilazo quiere decir cambiar maleta por mochila; usar camión en vez de avión y un hostal en vez de hotel; animarte a usar trasporte urbano o suburbano. No tienen idea de lo que es estar en el camino horas y horas esperando un rite. Sin comer o sin dinero. Asoleándose, con la tarjeta de crédito derretida en la bolsa trasera del pantalón.

*
no todo lo que veo es un poema, también lo que no veo lo es.

*
más viejo que yo la poesía, más joven que yo la poesía. sólo se detiene en mi un momento, busca posibilidades de saltar sobre alguien más.

*
aire sube por la garganta, roza las cuerdas vocales, estas zumban. oímos un grito. este hecho (animal) dice que aun tenemos al lenguaje con nosotros, al lenguaje anterior al lenguaje, y que este existirá aun después de que caiga la última piedra sobre nuestras cabezas.

*
ahora es un árbol una grieta del camino

*
este camino me da cerros encima de otros cerros, como eterno retorno se me revelan, como los dedos cruzados de un dios hindú

*
un chico cabalga sobre el agua

*
por la ventana me despierta la vía Láctea
</roberto> <!--10:33 AM-->

Wednesday, September 18, 2002

<roberto> *Para la mayoría de las personas que conozco viajar de mochilazo quiere decir cambiar maleta por mochila; usar camión en vez de avión y un hostal en vez de hotel; animarte a usar trasporte urbano o suburbano. No tienen idea de lo que es estar en el camino horas y horas esperando un rite. Sin comer o sin dinero. Asoleándose, con la tarjeta de crédito derretida en la bolsa trasera del pantalón.. </roberto> <!--6:04 PM-->

<roberto> *
no todo lo que veo es un poema, también lo que no veo lo es.

*
más viejo que yo la poesía, más joven que yo la poesía. sólo se detiene en mi un momento, busca posibilidades de saltar sobre alguien más.

*
aire sube por la garganta, roza las cuerdas vocales, estas zumban. oímos un grito. este hecho (animal) dice que aun tenemos al lenguaje con nosotros, al lenguaje anterior al lenguaje, y que este existirá aun después de que caiga la última piedra sobre nuestras cabezas.

*
ahora es un árbol una grieta del camino

*
este camino me da cerros encima de otros cerros, como eterno retorno se me revelan, como los dedos cruzados de un dios hindú

*
un chico cabalga sobre el agua

*
por la ventana me despierta la vía Láctea </roberto> <!--6:03 PM-->

Friday, September 06, 2002

<roberto> De Berenjenas

I
Hacer trocitos la berenjena, guisarla en aceite de oliva. Sírvase acompañada de rostros de gallina.

II
Partió la berenjena, en rodajas que luego empanizó. Preparó la mesa y reunió a los comensales (yo entre ellos). Un sabor picoso nos aguardaba.

III
Hacer un orificio a la berenjena, dejarla hueca. Moler el contenido. Guisar pollo en aceite de olivo, agregar pimienta y el contenido molido de la berenjena. Introducir el guiso por el orifico de la berenjena. Meterla al horno. Sacarla del horno y degustarla.

nota: todos los platillos pueden acompañarse con vino.

*
Siqui dice un juego de palabras
me ve y agrega
también haz un poema de esto.
Aquí está.

*
Ver un cenote como una alberca
un cerro como una montaña rusa
sólo nos pasa a los atrofiados citadinos
que llevamos tele y coca cola
a la selva lacandona.

*
La diferencia entre el uso de mota o químicos no es cuestión de presupuestos, es cuestión de presupuesto.

*
Voy caminando y veo indigentes (subproletariado)
hermanos indígenas
caminando sin rumbo fijo
la mirada perdida
cansados
pidiendo ayuda con su mirada
perdidos.
Sin embargo creo, hoy son un espejo.
No puede perderse tanta gente un mismo día.
Mi espejo habla de una crisis emocional, laboral, circunstancial,...


*

Están jugando en calle, afuera de la bodega donde trabajan,
son puros hombres de cuarenta y tantos años
hicieron con papel y tape un balón de fut
la portería improvisada es la puerta del bodegón.
Un trabajador juega contra otro que no es trabajador de ahí,
el otro en andrajos y mal rapado se mueve más rápido,
para dos cañonazos,
celebra con brincos y furia.
Los otros empleados ríen.

*
Veo ojos ajenos
bolsas de papel con lonches
morrales de manta.
Siento que veo ojos perdidos.
Los ojos son un espejo.

*
–¿Crees en el Papa?– es una pregunta constante en tiendas y autobuses.
Yo respondo –creo haberlo visto en la tele–. Con eso basta.

*
La gente admira a los hacedores de arte pues estos son capaces de construir lo que ellos no han hecho: una personalidad, criterio y lenguaje propio.

*
El artista se construye como sujeto. Luego nosotros le robamos su sujeto para convertirlo en producto nuestro (también robamos su lenguaje para convertirlo en nuestro).

*
Un hombre grita en las calles,
Se quita su ropa y empieza a golpear las paredes
Parece un simio de zoológico golpeando el cristal.
Cansado, se sienta en la banqueta .
Yo también tuve ganas de desnudarme
Golpear las paredes y los pisos.
Seguir ese ejercicio minúsculo de destrucción
que debe seguir efectuándose diariamente.
</roberto> <!--2:15 PM-->

Tuesday, August 13, 2002

<roberto> Tenía una idea tan vaga de poesía (¡pero tan vaga!), que un día se perdió de mis poemas.



Aviso inoportuno

se vende

o traspasa

poética



info con el sr. roberto

roberto.partida@lycos.com


</roberto> <!--10:54 PM-->

/archives



Powered by Blogger